Las universidades nacionales se actualizan para adaptarse a la pandemia

Las casas de altos estudios de todo el país comenzaron en los últimos días a dictar clases a través de plataformas online para sostener la cursada durante el aislamiento. Especialistas puntualizan los desafíos y problemas de esta modalidad.

Las universidades nacionales de todo el país comenzaron en los últimos días a dictar clases a través de plataformas online para sostener la cursada a pesar del contexto de pandemia y acatando el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el gobierno nacional, a pesar de que la adaptación a las nuevas formas genera desafíos y problemas, según explican los especialistas.

Para llevar adelante este procedimiento que involucra a docentes y estudiantes de todo el país, profesores de cada provincia fueron capacitados para adecuar sus clases a los procesos de enseñanza y aprendizaje que demanda la modalidad online.

La continuidad pedagógica en la virtualidad implica un retroceso a nivel de intercambio, según relata a Télam la profesora de profesores Rosana Perrotti, magíster en Educación y docente de la Universidad Nacional de Luján (UNLu). La especialista resalta que “siempre la enseñanza presencial y el diálogo son necesarios”.

“El traspaso a la virtualidad genera que la cursada se vuelva más enciclopedista y en la mediatización algo se pierde: hay problemas en la interpretación de los mensajes y en la escritura académica”, agrega e indica que, asimismo, se genera una pérdida del contacto con los ingresantes, quienes más acompañamiento necesitan en la primera época del año.

La conectividad es uno de los problemas centrales. Perrotti relata que en la UNLu existía una plataforma virtual, pero como espacio de comunicación general y para entrega de trabajos; por eso “las redes sociales sirvieron de canales alternativos para acercar las clases a los alumnos”, dice.

La combinación entre la vida académica y laboral es otra de las problemáticas. “Muchos estudiantes tienen trabajos precarios y no cuentan con los dispositivos necesarios para cursar. Esto desalienta y genera deserción. Los equipos docentes, a pesar de los escollos, trabajan para encontrar soluciones y poder continuar”, concluye la experta.

El espectro es amplio. Martín López Armengol, vicedecano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), contó a Télam que allí también ya tienen implementadas las clases online. “Por cuestiones culturales y generacionales, hubo más dificultades con la conexión de docentes que de alumnos, quienes no tienen estas dificultades”, explicó el docente, que considera que están llevando adelante “satisfactoriamente el inicio de cursada”.

La UNLP diseñó y puso en marcha en tiempo récord el “Programa de Apoyo a la Educación a Distancia para Facultades y Colegios en el contexto de la epidemia Covid-19”, que comenzó a funcionar el 16 de marzo; mientras que la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) potenció el uso de entornos digitales en sus 30 facultades regionales.

El profesor Antonio Mangeoni, docente de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), destacó que hicieron “acuerdos con las y los estudiantes sobre el ritmo con el que vamos a trabajar, qué tipos de encuentros vamos a tener, cuál es la mejor forma para ellos y ellas también, de qué manera quieren recibir el material”.

“Si bien ponemos vencimientos para las entregas, somos flexibles, porque entre otras cosas, uno no conoce la situación que atraviesa cada estudiante en su casa, desde las logísticas de estructuras, hasta las personales”, afirmó Mangeoni y resaltó que hasta ahora el proceso va por buen camino.

Esta universidad cuenta con un canal web dedicado a la producción de material para las asignaturas netamente prácticas, contó su directora, Silvina Chávez, a Télam.


Las aulas virtuales de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) están disponibles desde el 2017 para clases de consultas, aunque su tráfico aumentó un 600% luego del aislamiento preventivo. Además, los docentes pudieron tomar exámenes de ingreso de forma virtual.

Por su parte, la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) cuenta con el Campus Bimodal, informaron fuentes académicas, que destacaron, asimismo, el compromiso del cuerpo docente en la continuidad del proceso de enseñanza y aprendizaje; mientras que las autoridades de la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu) dijeron a Télam que este “es un proceso que cuesta, pero funciona”.

View image on Twitter
  
 Más de 100 cátedras de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) dictan clases virtuales y la capacidad operativa de la web fue incrementada. El calendario académico será adaptado a los tiempos de la emergencia sanitaria.

Por su parte, funcionarios y administrativos de Universidad Católica de Santiago del Estero (UCSE) trabajan para dar inicio a las clases a través de la plataforma UCSE (SEMUCSE) en todas sus sedes (Santiago de Estero, San Salvador de Jujuy, Rafaela y Buenos Aires).

El dictado de clases en todas las facultades de la Universidad Nacional del Comahue (UNCO) cuenta con un plataforma educativa en la que se cargan los contenidos de cada materia para de esa forma dictar clases online; y algo parecido sucede en la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), cuya matrícula supera los 50.000 estudiantes y cuenta con más de 5.000 docentes, que dispuso la obligatoriedad de las clases virtuales en el tiempo que dure el aislamiento.

Fuentes de la UNNE señalaron que el incremento en el tráfico generó dificultades técnicas y los obligó a recurrir a alternativas, mientras que en la Universidad Nacional de Rosario (UNR) estiman “que las clases virtuales comiencen a desarrollarse en los próximos días”.


Los cursos del Campus Virtual de la UNC ya tienen más de 60 mil alumnos
El Campus Virtual continúa recibiendo una fuerte demanda de alumnos interesados en realizar algunos de los 28 cursos gratuitos y en línea. Hasta este lunes, ya eran 61.000 los inscriptos.

Psicólogos de latinoamérica expresan su visión sobre la llegada del Covid-19

Profesionales de la Salud de distintas partes de América latina compartieron sus impresiones sobre la emergencia del Covid-19 en cada uno de sus terruños y el impacto que van registrando sobre sus pacientes y sociedades en que están inmersos.

Es el caso de Agustina Viegas que ejerce como psicóloga en Traslasierra (Córdoba, Argentina): “Estoy proponiendo en algunos casos la atención on line o video llamada. Hasta ahora ningún paciente quiso. Se me han suspendido entrevistas a madres y a padres. No quieren por inernet. Estoy atendiendo sólo pocos casos muy complicados, por vulneración de Derechos, para lo cual emito un permiso porque son casos que no se pueden atender desde la casa ya que implica tests y porque tampoco se puede esperar a que pase la cuarentena por el riesgo que conllevan. Yo trabajo de forma privada. En mi grupo social veo preocupación por la economía. A mí también me preocupa y no sé cómo continuar. Está muy complejo el tema porque aunque se ofrezca la opción on line, si los pacientes no quieren, queda suspendido su tratamiento. Por ahora no veo mayor complicación. Pero habrá que ver si se extiende la cuarentena cómo resolver caso por caso. Me.parece importante no interrumpir mucho tiempo sobre todo en la atención a niñas y niños”.

Miguel Delgado de Ciudad Juárez, Chihuahua (México): “Solo salimos para comprar víveres, mi familia si se está quedando en casa yo soy el unico que sigue trabajando. En casa todo normal, la tecnología nos mantiene entretenidos con laptop, pantallas, Xbox, celulares y nuestra biblioteca personal. Tenemos víveres almacenados, de hecho desde antes de la cuarentena. Fuera, en la ciudad, ha disminuido el flujo de personas muy poco, según los medios, solo un 30% que son en su mayoría estudiantes pero la mayor parte de la fuerza laborar continúa trabajando normalmente. Va a haber Toque de Queda obligatorio  cuando todo se salga de control y en lo que, en lo personal creo será lo más crítico, van a ser los problemas económicos después de la pandemia. Aquí las fronteras ya están cerradas desde hace dos semanas, solo pasan los nacidos allá (en EEUU) y personal con justificaciones de fuerza. Los cruces no estan tardando más de 10 min. Hay controles y aplican test de México hacia Usa, pero de USA a México no. Muchas pymes temen perder empleos y empresas grandes también. NO es una cuarentena obligatoria, pero estan enviando empleados a casa sin sueldo, otros con prestaciones al 50% y pocas con prestaciones completas.

“Soy del hermoso pais de Guatemala, soy del departamentos de San Marcos, en la aldea San Sebastián”, nos comenta una psicóloga que prefiere reservar su nombre. Trabajó atendiendo pacientes y laboré en la Policia Nacional Civil dentro de las oficinas de atención a la víctima. Actualmente asesora a agentes policiales con procedimientos además de ser conferencista: “aquí no se ha sensibilizado suficientemente a la población en cuanto a campañas de prevención y en le sector de Salud no está equipado con los insumos necesarios para poder atender mientras tenemos aproximadamente mil familias en cuarentena por los vuelos provenientes de otros países. Lastimosamente lo que está haciendo la cámara de empresarios del país es acaparar junto con los diputados de la República, atribuciones que no ayudan a las clases más bajas ni a aquellos que no tienen una economía estable sino que viven el día a día. En algunas aldeas cerraron sus límites y no permiten el paso a los extraños. En cuanto a mi trabajo, hemos tenido un crecimiento en cuanto al stress, el shock emocional sobre como afectará esta enfermedad y como muchas veces pacientes de call center tienen miedo de ir a trabajar porque algunas empresas no tienen una adecuada higiene para los cubículos. En la Policía Nacional donde tengo tambien pacientes todos tienen miedo de ser contagiados. En algún punto de vista la población vulnerable como los policías de la sección de prevención del delito que son usados para realizar campañas informar a la gente que no tiene informacióna decuada sobre la pandemía. A la seguridad pública no se le da el kit necesario para higiene como mascarillas, guantes, como para que estas personas puedan proteger a su familia. Algunos Bomberos pueden tener el equipo adecuado para abordar a un posible paciente del Covid-19. También en la Casa del Migrante no son recibidos los migrantes hasta que venga na ambulancia del Ministerio de Salud y los evalúe. Este es un gran problema para nosotros al ser el paso hacia México y EEUU. También estamos registrando mucho pánico y stress en cuanto el blum porque muchos aprovechan el toque de quedapara despedir personal y está bajando mucho la economía, mientras el presidente anuncia estadísticas que no son verídicas. En las municipalidades se viven un caos en cuanto al stress postraumático debido a que la Policía agrede físicamente a las personas que llegan tarde a su trabajo. Lo mismo sucede con policía nacional civil y transporte pesado lo que aumenta el stress y pánico. Muchos pacientes por ello no pueden ser atendidos, usamos los medios cibernéticos pero los recursos de ayuda social no se brindan como se debe a la clase más vulnerable. Agredezco la chance pues han sido dadas instrucciones sobre como opinar en tu país y podemos perder el trabajo si nos descubren.

Christian es un psicólogo ecuatoriano que trabaja con pacientes clínicos en el Hospital del Seguro Social de la ciudad de Riobamba (Ecuador): “En los servicios sanitarios existe miedo, desconcierto pero se antepone el compromiso y voluntad de ayuda. Mediante el COE nacional se ha brindado estrategias de cuarentena ciudadana, se creó un presupuesto para reforzar el equipamiento de bioseguridad establecida, se crearon Hospitales móviles para pacientes positivos COVID 19, y se generaron más empleos sanitarios para reforzar el área clínica y de UCI. También se trabaja en Asistencia alimentaria. Desde el punto de vista psicologico creo que en todos los países donde la pandemia se sitúa es generalizada una situación de desconcierto. Por supuesto los niveles de angustia son fuertes y aparecen acoplamiento a diferentes actividades con corresponsabilidad en este caso de frenar el contagio y compromiso de vida. Estamos trabajando de forma presencial y online.
Pero la poblacion se ha acogodo al decreto de teletrabajo. Como secuela creo que esto dejará miedo al intercambio social”.

También en Ecuador, pero en la ciudad de Quito donde se desempeña en una Unidad Educativa y en una fábrica de cloro, la licenciada Diana Valle comentó: “No de verdad no están trabajando online. Veo q no le toman mucha importancia a la Salud Mental.No sé de convocatorias a profesionales psicólogos. Están convocando a enfermeras, médicos, auxiliares de enfermería pero igual no te dan las medidas de bioseguridad. En la sociedad percibo estrés , ansiedad , angustia”.

Francisco Javier Ballesteros estudia psicología y trabaja en una firma de Servicios Empresariales en la ciudad donde reside, Bogotá, Colombia: “Por el sector donde vivo, la gran mayoría de las personas está guardando la cuarentena muy juiciosa en sus casas, sin embargo una minoría no respeta, sale sin guantes o tapabocas. Los mercados están subiendo sus precios, el dinero escasea y los que no tenemos trabajos fijos estamos bastante preocupados pues ya alargaron la cuarentena, y teniendo como base ‘esto muy a nivel personal’ la situación de Italia, creería que acá va a estar muy larga esta cuarentena. Que tentativamente creería yo, va hasta junio aproximadamente, lo cuán seria una catástrofe sobre todo para los que somos independientes o no tenemos trabajo formal, puesto que no tenemos entradas de dinero. Eso fomenta un problema a nivel psicológico por la presión de dinero, desasosiego, incertidumbre y confinamiento, entre otros”.

Beridiana Wingerter: “si relajamos el cuerpo, nos relajamos nosotros también”

El largo encierro al que se ve sometido el grupo familiar o personas en soledad va modificando formas de relación entre las personas y el ánimo de estas. Es por ello que venimos consultando a diferentes especialistas desde la Psicología con el fin de brindar elementos para sobrellevar esta cuarentena del mejor modo.

Hoy nos toca conversar sobre el impacto de la actividad física en las personas obligadas a encerrarse, para ello conversamos con la licenciada Beridiana Wingerter*, psicóloga clínica que trabaja en Psicología del Deporte, quien nos dio una mirada profesional sobre el tema.

¿Qué puede producir este encierro prolongado e involuntario en las personas?

Puede generar ansiedad anticipatoria, que provoca estados de alerta y afectan nuestro sistema inmunológico. Por ejemplo, te puede venir fiebre de la nada por una cuestión psicosomática. Hay gente que siente ansiedad persecutoria, fobia anticipatoria, no te estaba pasando antes puede provocar todos estos problemas a nivel psicosomáticos. Para eso es necesario cambiar el pensamiento y en ese tipo de trabajo se aplican visualizaciones ‘creativas’ que se utilizan mucho en los deportistas, que hacen que te relajes, que tu ritmo circadiano cambié, el cuerpo se relaja y vos también. Es muy importante ver el lado bueno de las cosas y no todo lo negativo y catastrófico.

Para muchos padres es difícil mantener ‘quietos’ a los hijos en casa, ¿qué se recomienda?

Para los niños se recomiendan juegos de conectividad física para que liberen muchas endorfinas. Si sos padre también es bueno que realices actividades físicas, entrenamientos, rutinas de gimnasia, con juegos, mucha actividad lúdica. Puede ser subir  bajar algún escalón, que se puedan hacer en un espacio chico o grande, de acuerdo a la casa que vos tengas. También la música y los aromas ayudan a que tengas una vida más placentera en este encierro. Cada moviimiento que realices, cada actividad aumenta tu salud mental y tu fortaleza.

ABORDAJE PSICOSOCIAL INCIDENTES CRITICOS Di Nella – Yacachury

Resiiencia y Coronavirus

Cómo-llevar-la-cuarentena-lo-mejor-posible

 

Congreso pasa a modalidad Online

El Congreso de Psicología Deportiva, pensado para este año en Córdoba reuniendo especialistas a nivel mundial con la coordinación de Enrique Francisco García Ucha, tendrá lugar pero adaptándose a la modalidad Online.

¿Se compensa el stress físico con el mental?

Todo viene de un pensamiento, que si es catastrófico, mi emoción será catastrófica, mi acción por ende, también lo será. Por lo tanto debo tener un pensamiento positivo. Creer que todo esto (la cuarentena), es importante y valioso y se hace por algo. Un ejemplo es una mujer que estuvo en la guerra escondida en un gueto y logró sobrevivir visualizándose libre. Nosotros no estamos presos, estamos en una casa. Con algunos familiares, otros solos, pero estamos libres. Todo lo que nos hace mal es esta ansiedad anticipatoria, por eso debemos buscar actividades y tener una rutina diaria para no pensar catastróficamente. Lo más destacable es sobrellevar la convivencia, una manera de vivir diferente y donde exista espacio para el arte y el deporte en una cuarentena donde todos ‘convivimos’.

Cómo los liderazgos se afianzan durante la Cuarentena del Covid-19 (en inglés)

Tengo problemas de Salud Mental y he de quedarme en casa, ¿qué debo hacer?

Orientaciones para la gestión psicológica durante la Cuarentena del Covid-19

¿Cómo afecta esta cuarentena a las personas que venían teniendo una actividad fisica continua y a los que no?
A los que venían con actividad física los afecta a nivel frustración, angustia, enojo, bronca. Se está trabajando sobre eso. Te comparto una investigación que se esta realizando en España donde cada deportista de acuerdo a su nivel de rendimiento tiene su actividad física planeada para no perder eso, no perder la activación a nivel físico ni a nivel mental.
¿Qué se puede hacer para fomentar la interdependencia en las viviendas y disminuir los roces a través del deporte o los juegos?
Se van pensando dinámicas deportivas que generen empatía y fomenten la necesidad del otro para cumplimentar la tarea. También se hacen tareas tipo ‘llevar y traer’ con los niños, para activar el cerebro. La visualización creativa es el proceso cognitivo de generar, a propósito, imágenes mentales visuales, con los ojos abiertos o cerrados, ​simulando o recreando la percepción visual, con el fin de mantener, esas imágenes modificando sus emociones o sentimientos asociados, con la intención de experimentar un posterior beneficio fisiológico (y por ende psicológico), es una técnica cognitiva en la que nos lleva a crear una serie de imágenes mentales en la que proyectamos nuestras metas.

El objetivo de esta visualización creativa de nuestros objetivos y cambios vitales que queremos conseguir es aumentar nuestra autoestima, la confianza en nosotros mismos y la facilitar el afrontamiento ante dichos cambios.

*Se desempeña en el Equipo Técnico Psicopedagógico de la Escuela Especial “Arminda Aberastury” (Canals), y como Psicoterapeuta en consulta privada en el área de psicologia clínica y deporte en
Bio Centro en calle Sarmiento 240. Canals. Córdoba. Argentina

Carlos Mias: “el problema del Coronavirus es médico y también psicológico”

El licenciado Carlos Daniel Mias*, referencia del Colegio de Psicólogos de Córdoba en lo que respecta a la ansiedad que genera por estos días la cuarentena obligatoria debida al Covid19. Al respecto conversó con DHEducacion.Com sobre los efectos de esta pandemia en el plano psicológico.

¿Cómo impacta esta saturación de información y este encierro en la vida cotidiana de las personas?

Estamos todos con un encierro impuesto, sin precedentes, para el cual no todas las personas tienen la misma conciencia al respecto. No podemos predecir bien las consecuencias de esto porque hay muchas realidades, pero sabemos que habrá fluctuaciones, cambios de humor, pensamientos que van a ir desde lo más negativo a lo más flexible, puede aparecer irritabilidad, enojos, peleas, y en algunos casos puede llegarse a manifestaciones de violencia.

Por ello, en primer lugar debemos tener en claro en todo momento por qué estamos haciendo esto; ese es el mapa mental que tenemos que hacernos y recordar cuando estemos débiles o pensemos que ya nos podemos relajar o salir, no, tenemos que recordar por que es serio, por qué es obligatorio, y para qué lo estamos haciendo.

En segundo lugar sabemos que puede aparecer ansiedad y angustia, en muchos casos derivadas de la sobreinformación que viene con una carga de angustia muy chiquita, que hace el efecto llovizna: parece que no moja pero finalmente nos termina empapando. Parecen números, datos, pero trasmiten angustia. Si bien tenés personas bien acompañadas, tenés personas mal acompañadas, tenés adultos mayores, tenés personas enfermas, personas sanas, lo primero es estar alertados en esto y no sobreexponernos. Nosotros vamos construyendo la sensación de amenaza un poco con datos que tomamos y un poco con esquemas mentales previos. Entonces habrá quienes construyan una realidad muy catastrófica o se adelanten demasiado, y eso hace que estemos viviendo escenarios futuros, pero en el presente. Entonces mi emoción será como si estuviera viviendo un escenario que va mucho más allá, ni que hablar si imaginamos que supera nuestras capacidades de afrontamiento o adaptación exitosa. Y si la ansiedad social es desmedida, si la interpretación de los hechos es exagerada, se puede caer en una psicosis social, que consiste en vivir emociones, pensamientos y hasta acciones en algún momento como si estuviéramos en esos escenarios futuros, y muy desconectados del presente y las normas sociales, morales, con actuaciones muy instintivas.

Claro que no todos reaccionan del mismo modo, y habrá quienes estará convencidos de la interpretación que hacen; y el problema es que determinan una realidad que no cuestionan. Como cuando un Gobierno sale a decir ‘no hay que comprar dólares’, hay gente que va a creer que eso tiene sentido, que va a accionar en esa dirección, y gente que va a hacer exactamente todo lo contrario. No somos todos iguales, hay gente que vive en escenarios absolutamente futuros y se desconecta de la realidad, del ahora. A partir de ahí vienen estos fenómenos que ya hemos visto como pretender ingresar a supermercados y otras acciones un tanto violentas. Entonces tratemos de mantener la conexión con la realidad. Y una medida que es importante y que estamos difundiendo es que las personas se mantengan conectadas con los medios o con la información, pero solo una vez al día. Hay cosas que necesitamos estar anoticiados, pero si es de modo reiterado el riesgo es sumar angustia y contagiarla.

Otra cosa importante frente a los cambios de humor por estar encerrados con otras personas es hacer acuerdos de convivencia. Es necesario ponerse de acuerdo en algunos roles y funciones básicas, quien va a cocinar, quién va a limpiar, las compras, o bien acuerdo respecto de lo que no se quiere hablar o los tratos que no se quieren recibir. Si no hay acuerdos de convivencia, nos manejamos como si el otro supiera lo que yo espero. Es bueno que haya roles, que haya funciones y esto incluye hasta a los niños a partir de los seis años para que entiendan que pueden tener una función dentro de un grupo que es el esquema familiar.
Respecto de las consultas por peleas de parejas, en muchos casos ya estaban de antes, o bien había un clima propicio preexistente. La convivencia del encierro es la chispa que detona una pólvora que ya se traía. No obstante las fricciones pueden surgir del encierro deben limarse con acuerdos de convivencia y conciencia de lo que se está haciendo. Lo que no se puede permitir es una convivencia con violencia o maltrato, debiendo solicitarse ayuda si es necesario.

Otro punto a recordar en la convivencia es que somos seres territoriales, entonces en el encierro tratemos de respetar el lugar del otro, que a veces pasa por su pieza y a veces pasa por el lugar que ocupa en la mesa del comedor. Es muy frecuente que empiece a invadirse el territorio de otro, la taza de otro, o dejé sucio el lugar donde estaba el otro, o el living, que son espacios comunes. Tengamos en cuenta que si invadimos territorio legítimo provocamos una respuesta de defensa que no se esperaba.

También recomendamos mantener algún tipo de rutina, sabemos que nos vamos a desordenar, hay que aceptarlo, pero tratemos de llevar un orden dentro de ese desorden, alguna ocupación equivalente a lo que sería estar trabajando o estar ocupado. Esto es difícil para personas de poca ocupación en casa, o que agotaron lo que podían hacer, y cuando todo se agota, hay que apelar a la creatividad, los juegos de mesa, hasta a veces dormir más en una buena opción, si se vamos a estar todo el día expuesto a la sobreinformación.

¿Y los niños?

Mucho se difunde de que se lo ponga a hacer tarea al niño, pero no es tan sencillo. El niño significa la tarea solo cuando va a la escuela. Si no va, no hay tarea. Por lo tanto es necesario configurar con él este novedoso escenario, y ser pacientes cuando no lo entiendan o acepten. Pero es cuando hay que poner límites, acompañando de reglas y funciones. Siempre es mas fácil cambiar cuando se identifica lo que se tiene que hacer y hay consecuencias por eso. Con los adolescentes también, ya que pueden desafiar, se van a molestar, pero ahí viene la postura del adulto porque sabemos que niños y jóvenes van a buscar siempre quebrar el límite frente a una autoridad débil, pero un límite se instala finalmente a fuerza de repetición, aceptando y conteniendo las resistencias al cambio. Por supuesto que esto es válido cuando hablamos de adultos medianamente razonables, ya que hay adultos que quieren imponer límites irracionales o en base a su conveniencia o su cansancio y no en base a la educación. La educación en gran medida se piensa, requiere coherencia y constancia, no es una cuestión espontánea, las mejores medidas o limites se echan a perder cuando son erráticas o dependen de lo espontáneo.

¿Hay que trabajar la articulación de visiones entre pasado, presente y futuro?

Por ahora no hay que hablar mucho de futuro, venimos de una vivencia donde la realidad va cambiando día a día. Hay cosas que han venido para quedarse. El distanciamiento social que necesitamos mantener va a perdurar mucho tiempo. Por más que podamos salir a la calle en treinta días, vamos a salir, pero vamos a estar más distantes. Vamos a estar más dispuestos a estar en casa, al trabajo a distancia. Creo que esto va a cambiar hasta nuestros hábitos de consumo y producción, que permite entender que la economía es también un problema psicológico, no solo de números, y es la variable que menos se atiende. Primero es un problema de cómo piensan las personas, luego cómo actúan. Creo que las clases dirigentes de todo el mundo están empezando a entender esto.

Por otro lado, la trama social se resiente con esto que vemos de acusar al otro, denunciar al vecino que vino de tal o cual lugar. La gente de tal sector social que viajó y nos trae el virus. Detrás de todo esto hay mucho enojo en la gente y hay un enojo que cuando vos no lo podes direccionar, porque no le vamos a echar la culpa al mercado chino porque comen murciélagos, lo que haces es buscar un target y ahí pones tu enojo. Si uno lo piensa y analiza con detalle ve que hay algo irracional en esto. Si hay enojo es bueno poder hablar y ver qué cosas tenemos irracionales. Si vamos a denunciar que sea en base a una conciencia social y no a un enojo o maldad. Protejámonos de las filtraciones que puedan ser ideológicas, clasistas o políticas. Hay gente que ha viajado a lo mejor con los ahorros de todo el año y no la podes culpar, o por llegar tarde a la conciencia social o por ser más lentos en configurar la realidad o por sencillamente no haberle creído al Gobierno, sin embargo también es necesario que quien haya viajado pueda entender que nos expone si ingresa fácilmente al país, también aceptar su propio enojo.

¿Cómo impacta esto en el rol del psicólogo?

Hay cosas que no podemos predecir exactamente, pero sabemos que habrá cambios y repercusiones por mucho tiempo, tendremos un antes y un después de todo esto. Creo que las personas se van a mirar por un largo tiempo con mayor desconfianza. Este ejercicio nuevo que involuntariamente practicamos todos los días de ver al otro como una posibilidad de contagio, que lavamos las cosas si vienen de afuera, miramos si alguien tose o estornuda, va a cambiar la forma de vincularnos y la forma de producir. Los psicólogos tenemos un rol y desafío muy, muy grande en adelante. Incluso vengo difundiendo de que el Covid19 es también un problema psicológico porque depende de cómo actúan las personas y esto se ha venido difundiendo como si fuese un tema de infectología únicamente, hay gente que de tanto ver noticias o whatsapp ya te describe la microscopía del virus o la anatomía del pulmón pero no se ha acomodado a la parte conductual de la circunstancia. Creo que los psicólogos vamos a tener muchísimo trabajo en adelante. Muchos colegas están preocupados porque no pueden trabajar, la modalidad online es de acceso muy limitado y la cuarentena a los pacientes que veníamos llevando regularmente les cambió el contexto a los pacientes, por lo tanto cambiaron quejas o malestares en general. Para muchos no tiene sentido el proceso terapéutico en este contexto. Muchos pacientes están estabilizados por la situación, otros no se adaptan a la modalidad online, que no es para todos. Han caído las consultas por esto, pero les digo a mis colegas que más adelante habrá mucho más trabajo porque las secuelas que esto va a dejar en las relaciones afectivas, laborales, familiares, de pareja, sexuales, van a perdurar.

Los psicólogos vamos a tener un rol importante primero en el terreno individual, donde la gran lección es que no hay que patologizar todo porque muchas personas van a mostrar problemas pero no patologías. Creo también que se necesitara un psicológico clínico de mente abierta, menos técnico o de encuadre teórico rígido, ya que las realidades y los cambios van siempre adelante de las teorías.  Por otro lado creo que va a cobrar un rol importante la psicología social y comunitaria que debe ser más práctica, más precisa, porque los psicólogos tenemos fama de construir muchas teorías pero pocas soluciones y no con el lenguaje de la gente. Vos habrás hablado con Sebastián Bertucelli que sabe muy bien organizar comunidades y se preocupa por conocer las redes como el código y formas de organizarse de las personas que muchas veces está por encima de cualquier teoría.  Insisto, esto es un problema psicológico, no es un problema solamente médico o social, en todo caso es un problema de equipo interdisciplinario de trabajo. Yo he escuchado a médicos enojados porque la gente no cumplía la cuarentena, yo le diría que trabaje en equipo, tenga a un psicólogo y le va a explicar por qué la gente no tiene toda la misma conciencia y cumple con las normas, y qué se puede hacer al respecto, aún con medidas fuertes como la necesidad de un decreto.

El Gobierno no esta convocando psicólogos y muchos psicólogos se quieren quedar intra muros…

Acá hay una responsabilidad a doble vía. Por un lado la Psicología debe ser autocrítica, si no nos llaman, no nos convocan es porque la Psicología viene asociada a un imaginario muy teórico, muy divorciado de la gente o de lo práctico, si bien esta realidad esta cambiando en los últimos años con la acción de instituciones referentes como el Colegio y la facultad de Psicología.

Por otro lado el Estado debiera convocar a gente experta sanitarista. Tenemos aquí en Córdoba a expertos que han trabajado en otros lugares del País y del mundo como Bertucelli y Davila, entre tantos. Pero muchas veces la política toma decisiones en base a la urgencia y no la planificación, en base a los consejos de los técnicos, o a los que ven el casillero antes que el tablero completo.

Bartucelli: “debemos tener Confianza con oJos abiertos antes que miedo al Coronavirus”

Muy acertada la lectura del colega, es una lectura prudente y educativa, frente a la lectura basada en el cambio por el miedo, como sería tener desconfianza, estar en sobrealertados o sobreinformados. Este es también el momento de empezar a estudiar nuevos fenómenos, ojalá yo tuviera alumnos que quisieran hacer su tesis sobre lo que sucede psicológica y cognitivamente en el encierro. Es una oportunidad única para empezar a construir las teorías del futuro.

¿Estamos ante la presencia de lo ‘ominoso’ que hablaba Freud o de la ruptura de la Trama Vincular similar a la última Dictadura?

Y si, esto es así. Cuando uno no sabe de dónde viene el miedo uno elige un target. La posibilidad de que el otro sea una amenaza es un ejercicio diario hoy por hoy. Yo he visto a personas esquivar el lugar por donde caminaba otra. Hay cosas que pueden tener un fundamento  médico pero desde el punto de vista psicológico nos van a generar una pandemia peor que es la del pánico y la desconfianza. Y es mucho más contagiosa, esa si que es contagiosa.

Es importante que gran parte de lo que interpretamos de los hechos tengamos la posibilidad de hablarlo porque hablarlo nos da oportunidad de corregir y modular como percibimos los hechos o percibimos la amenaza. De esa manera nos podemos regular para no caer en los extremos que nos llevan a la psicosis y a la desconexión, a la desconfianza generalizada y nos permite puntualizar lo que hoy esta pasando.

¿Los psicólogos tenemos que salir a llenar de palabras ese vacío que llenan y saturan gurúes y medios?

Si, claro que tenemos que estar más presentes pero desde una convocatoria más oficial, o bien criteriosa en el ejercicio profesional particular. No estamos para juzgar a las personas o determinar cómo se tiene que vivir, si no ganan terreno posturas mágicas, pero que contienen, con riesgo de manipulación en ocasiones. Los psicólogos debemos también revisar lo que difundimos, ya que a veces lo hacemos pensando en un target, pero llega a otro, y la comunidad no es homogénea, cuidado con eso. Yo he visto difundir cosas que parecen infantiles, otras veces difunden un ideal que está muy lejos de la realidad, o leyes o preceptos únicos e inamovibles. Además difundimos cosas de entendimiento de la clase media, con problemas para conocer y llegar a los extremos sociales. Necesitamos conocer mas las realidades actuales, territoriales y la diversidad social, que en muchos casos desafían las teorías clásicas, y que luego invaden posturas mágicas o acomodamiento energético. A nivel social hay colegas que debieran ser convocados por las autoridades que piensan en formar equipos, con políticas de largo plazo, sino quedamos los que nos animamos un poco más a hablar y corremos detrás de los hechos. Sin embargo veo instituciones casi a la misma velocidad de los hechos, tanto el Colegio como la Facultad de Psicología están presentes y haciendo cosas como no he visto nunca, propiciando dispositivos de contención, generando procedimientos de trabajo e interdisciplina, modificando criterios de enseñanza y orientado hacia temas de realidad y diversidad, insisto, esto no lo he visto nunca, creo es una buena forma de insertar la psicologia como disciplina frente al pensamiento mágico o improvisado que se queda sin respuestas cuando arden las papas.

*SU CURRICULUM MAS DESTACADO

Psicólogo.  MP A-1056 CPPC
Docente titular e investigador, Facultad Psicología UNC
Doctor en Ciencias de la Salud, Area Biomedicina. Facultad de Ciencias Médicas UNC
Director del Servicio de Neuropsicología, Facultad de Psicología UNC
Psicoterapeuta cognitivo conductual integrado a neurociencias
Autor de libros y diversas publicaciones

Bertucelli: “Confianza con ojos abiertos contra el miedo desatado por el Coronavirus”

“Hacer popular una enfermedad no es igual a poder controlarla”.

 

“Confianza con los Ojos Abiertos “:

No tengo miedo,

Iré donde deba ir,

No huiré para atrás ni

Para adelante,

Cuidaré mi Vida!

Sebastián Bertucelli es psicólogo sanitarista, social y comunitario con una dilatada trayectoria que incluye su paso como consultor de la Organización Mundial de la Salud, de la Organización Panamericana de la Salud y gestor de políticas sociales en situaciones de catástrofe tales como el Desastre del volcán Armero en Colombia o el incendio del hipermercado paraguayo Ycuá Bolaños. También trabajó en Río Tercero antes y después de la explosión de la Fábrica militar ubicada en esa  ciudad, entre otros momentos de su carrera.

Centrado en su enfoque en redes sociales desde mucho antes de que estas se hicieran populares digitalmente, hoy es asesor del Gobierno de la Provincia de Santa Fe y de algunas localidades de la Provincia de Córdoba. Con la pandemia del Coronavirus fue convocado por el Gobierno provincial para asesorar en el área de Salud Mental. Sobre este tema conversó con …

¿Cómo ve la situación y las medidas adoptadas por el Gobierno?

Creo que hay que reforzar la idea de que vamos a salir delante de esta situación y que tenemos que trabajar la confianza en el otro y en las posibilidades de sobrellevar esta crisis. El miedo es el factor más negativo que debemos combatir porque nos lleva a pensar en quedarnos con todo el alcohol en gel o papel higiénico pensando en la salvación individual antes que en la colectiva. Si yo confío en que vamos a salir de todo esto llevo la cantidad que necesito de alcohol y le dejo a los demás para que también tengan. Sino fomento el desabastecimiento. Lo contrario es el miedo, el individualismo capitalista que nos lleva al “sálvese quien pueda”, y en esto tenemos que entender que o nos salvamos todos o no se salva nadie.

Creen que conciencia comunitaria, “no expongas a otros al contagio”, eso creen que es conciencia comunitaria. El médico es el que comanda todo en este momento y activan el miedo, el miedo los hace comunitarios. Esa es la creencia de esta gente, que el motor comunitario es el miedo, cuando el miedo jamas fue motor. EL miedo es sólo una anticipación para que estudiemos la situación y veamos la gravedad, veamos la forma de salida y apelemos a la confianza con los ojos abiertos que hayamos desarrollado. Este es el miedo del que hablan los médicos cuando hablan de protegerse del otro, de aislarse. El miedo amplifica lo que se quiere evitar, por eso la “distancia con ojos abiertos” no es la ditancia que tenemos que poner con el otro, sino la cercanía adecuada.

Hoy se espera que el Gobierno anuncie la suspensión de las clases y tal vez la cuarentena de toda la población como sucedió en Italia o en España, ¿ve bien estas medidas o el Gobierno va detrás de los hechos?

Va claramente detrás de los hechos, si tu padre o un familiar vuelven de Europa con el virus y se quedan en cuarentena el  virus se transmite en el grupo familiar. El virus es el primer antropólogo y luego también puede transmitirse en lugares de trabajo o en colectivos donde se lleva adelante la vida cotidiana.

En Villa Cura Brochero trabajábamos con el control de tuberculosis que es una enfermedad transmisible, donde demiostramos que para detener el modo de transmisión de la enfermedad hay que acoplar la forma de cooperación comunitaria que encaje con el problema a resolver. Lo mismo hice diarrea infantil y con varias transmisibles en varios países de latinoamérica. Esto es más complejo, es poner en juego formas de paticipación comunitarias que acoplen estructuralmente con el probelma a considerar, no es lo que están haciendo, el miedo lo que hace es generar más quilombo del que hay.

Si la tuberculosis se transmitia por proximidad socioafectiva, donde el bacilo de Koch fue el primer antropólogo que llegó al lugar porque se acoplaba en las relaciones de amistad, de parentezco y de vecindad. Así mismo nosotros montamos la organizacion para desmontar la cadena de transmisión. Lo mismo para con el Coronavirus, si una persona viene de Italia el virus no se mete con cualquiera, va con los parientes, con los amigos, con los vecinos, ahí arma el foco y así comeinza la teansmisión por proximidad socioafectiva. Este es el pnto para poder combatir el problema, no como están haciendo a lo bruto, a lo torpe y a lo bestia metiendo miedo a toda la población, la afectada y la no afectada.

Ayer en el Hipermercado local había largas colas de gente aprovisionándose. ¿qué sucederá con la ruptura de la vida cotidiana de las personas si entramos en cuarentena?

Debemos trabajar en contra del miedo  a favor de la confianza, trabajar en los factores de protección. El Estado se rige desde el modelo médico, por lo tanto piensa en términos d enfermedad, mientras que nosotros los psicólogos debemos trabajar desde la Salud, no solamente desde la patología.

Posicionamiento estratégico ante el dengue (1)

Usted trabajó en el Desastre del Volcán Armero en Colombia, donde la gente se salvó desde el trabajo comunitario previo en redes sociales…

Exactamente, llegaron los iluminados del Gobierno a tratar a la gente después del Desastre como si fuesen alumnos a los que había que educar cuando esa gente se salvó sola. Los ancianos y la gente del pueblo lograron sobrevivir al Desastre y los profesionales llegaban buscando Factores de Riesgo en lugar de Factores de Protección, pensando que la realidad del lugar empezaba con ellos, cuando las redes sociales son un rio que los precedía y cuyo curso ellos desconocían. Veían a la gente como un alumno al que tenían que instruir, cuando deberían escucharlos primero.

¿Cómo se contiene a la gente que puede quedar sin trabajo con el parón económico que esto traerá aparejado?

Donde hay un problema hay seres humanos buscando la solución. No existe problema sin una reacción humana para tratar de solucionarlo, hay que conocer esas respuestas dejar de creer que todo lo rige el Mercado o el Gobierno. La confianza pasa también por la capacidad de las personas ante estos eventos. La vida siempre sigue, hay que acompañar a las redes sociales en la búsqueda de soluciones.

Psicología Comunitaria en Emergencias Sociales

¿Desde dónde deben trabajar los profesionales psicólogos en estas circunstancias?

Fortalecer la confianza en la articulación de pasado, presente y futuro, dando perspectivas de superación del momento presente y fortaleciendo los lazos comunitarios entre las personas, confianza en la salvación colectiva.

Se señala a los Adultos Mayores como la población más vulnerable, ¿Cómo se los aborda?

Mire, si usted los reúne a un grupo de Adultos Mayores y les dice “ustedes son población vulnerable”, está vulnerándolos doblemente. Está potenciando sus Factores de Riesgo en lugar de sus Factores de Protección. Una persona que se asume vulnerable terminará siéndolo.

Me sucedió una vez trabajar con un médico en una comunidad de adultos mayores y en una reunión comentaban de como dos de ellos vivían solos uno frente al otro. Cuando le dije al médico que buscáramos la forma de protegerse entre ellos me miró asombrado. Luego fuimos a donde vivían y vimos una campana unida a un cable que cruzaba de una casa a la otra, ellos la habían implementado solos para avisarse si no necesitaba ayuda del otro. Las personas buscan la solución naturalmente a las cosas, hay que trabajar en la confianza en que las personas, las redes  grupos sociales podemos salir delante de situaciones adversas.

¿Y los medios de comunicación ante esta circunstancia?

Hace poco me invitaron a un pueblo de Santa Fe y un grupo de periodistas regionales me preguntó sobre cómo abordar el tema del suicidio, yo les pregunté cómo se hablaba del tema localmente: “se quitó la vida”, “tomó la decisión”…, bueno les dije, hablen como habla la gente localmente, no mencionando el suicidio. Sino somos TN que llega a un lugar, hace su negocio y se va, mientras que los periodistas locales se quedan administrando el rebote del tema.

La OMS brinda curso gratuito online sobre Covid-19

La OMS abrió un curso online y gratuito sobre el coronavirus, dura 3 horas y está en distintos idiomas.

En este curso se suministra información sobre lo que deben hacer los establecimientos de salud con el fin de estar preparados para responder a un caso de infección por un nuevo virus respiratorio como el nuevo coronavirus, reconocer un caso cuando ocurre y aplicar adecuadamente las medidas de PCI a fin de que la infección no se transmita al personal de salud, otros pacientes ni otras personas en el establecimiento de salud.

Este curso de capacitación se dirige a los trabajadores de salud y los profesionales de salud pública, puesto que se centra en la prevención y el control de infecciones.

Enlace para inscripción:

https://openwho.org/courses/introduccion-al-ncov

El Colegio de Psicólogos de Córdoba advierte sobre el Coaching Ontológico

En los tiempos que vivimos, luego de distintas experiencias que nos son manifestadas, con resultados de los más diversos, las organizaciones institucionales de diferentes sectores, los medios masivos de comunicación, las usuarias y los usuarios, nos consultan como profesionales, a la vez que se interrogan, sobre el coaching ontológico y demás prácticas que pululan en el mercado de hoy. Es así que emergen distintas preguntas, sensaciones, afectos, o bien el quedar consternados sobre conductas, directrices o modos en los que se plantean programas de pensamientos de ensalzada efectividad, para abordar las mil y una situaciones de la vida cotidiana, o cuando no, los sufrimientos humanos: “Me dijeron tenés que hacer esto”“probá aquello”“mejorá las ventas”, “educáte de esta forma”, “liderá la vida buena”“pásate al modelo de vida positivo”. Y desde luego al asir cada pregunta, nos situamos en varios ejes de análisis para emitir nuestro posicionamiento como profesionales, interpelándonos de la siguiente manera, ¿para qué sirven?¿qué función cumplen? las narrativas incisivas de autosuperación cada vez más presentes en el mundo del mercado. ¿Cúal es el estado actual de la promesa neoliberal capitalista de felicidad y la relación con la tecnocracia imperante? La conclusiones son por todas y todos vividos, hay una oferta circular de renovar las promesas, a través de inéditos o últimos objetos de consumos, que se presentan capaces de atraer todos los gustos con voraz fascinación.

El neoliberalismo se impone biopoliticamente haciendo como si todo fuera mercado. Toda conducta entonces, cada proceso, se vuelve objeto de diseño. Y como los objetos pueden ser reales o fantaseados, el coach ontológico que se asoma como pseudociencia se vuelve -el aferrarse a algo- pretendiendo devolver el valor necesario en este comercio mundial de la capacidad, como si hubiera que volverse cada uno un empresario financiero de sí mismo.  En el que la o él mejor es el que adhiere al modelo del estado de ánimo que el entrenador experto disciplina con una fórmula para todos. La eterna promesa de la felicidad, con tonos de cortesía, desalienta un aparente confort vivido, e in crescendo se vive en el consumo y deviene con éste, el endeudamiento, la vergüenza. Con la ayuda de la discursividad presente por doquier, es el nuevo Prozac de la tecnociencias que se viraliza a la velocidad de la imagen en la era digital, buscando ser una obligación con valoración sancionatoria constante de los logros o  fracasos “productivos” que se han de exhibir hoy.

Aquí no se trata de juzgar la buena voluntad o las posiciones de lo que en filosofía se denomina “mundo de la vida”, es decir, el conjunto de creencias y percepciones de las personas sobre una realidad o actividad determinada. Sino que se trata estrictamente de pensar dentro de la esfera de actividades atribuidas al campo de la psicología y a las intervenciones del coaching ontológico, cuáles tienen la validación epistemológica suficiente en condiciones contemporáneas para asumir el rol de una profesión vinculada con la salud, con sus propias herramientas de validación y control, y cuáles corresponden a otros tipos de comunicación sin justificación científica y por ende sin respaldo académico. Las personas pueden sentir y creer que un determinado discurso o práctica les sirve en una circunstancia vital, lo cual es admisible en una sociedad liberal, pero no es admisible en el marco de la misma sociedad que esos discursos o prácticas asuman una legitimación por el mero hecho de las suposiciones de esas personas o la injerencia de los sistemas (económicos, institucionales, etc.) que se benefician de ellas.

Seguramente desde diversos sectores se puede poner un manto de sospecha sobre estas reflexiones, pensando por ejemplo que se trata de mantener un statu quo, o las prerrogativas de una disciplina, o beneficios económicos, etc. Por supuesto que en todo ejercicio humano hay una vertiente de poder en juego, máxime cuando se analizan las diversas epistemes configuradas históricamente. Pero esa configuración histórica no vuelve inútil la pregunta por la legitimidad de las afirmaciones, sus fundamentos y sus efectos de verdad.
En este sentido, es verdad que respecto de la psicología, las discusiones epistemológicas y desde la filosofía de las ciencias resultan complejas a la luz de la multiplicidad de enfoques, a menudo en tensión entre sí. Más aún si se incorporan aportes de índole contextualista y con cierto relativismo, como las posiciones de Kuhn y, en caso extremo, Feyerabend.
Sin embargo, es tarea precisamente del campo disciplinar – en relación con las teorías de las ciencias y los diversos modos de legitimación de las prácticas profesionales, como el derecho, los códigos deontológicos, los acuerdos morales, etc. – establecer criterios que legitimen y fundamenten los conocimientos, discursos y prácticas en juego, con una visión contemporánea de la ciencia.
Desde tal perspectiva, el falsacionismo y la posibilidad de confrontar enunciados con marcos nomológico-deductivos, parece un camino insoslayable para los enunciados científicos, más allá de las posiciones teóricas que se suscriban. Así es que la psicología y sus diversas áreas ya tienen elementos argumentativos fuertes respecto de la discusión sobre las áreas de aplicación y pertinencia en las que manifiestan tener incidencia los “coaches”. Más abajo se abordarán dichos elementos, pero antes conviene una breve genealogía del uso de los términos en juego.

La palabra “ente” proviene del mundo griego: “to on” significa lo que es. Lo que filosóficamente se denominó “metafísica” fue el intento de remitir los fenómenos de las cosas que aparecen en el mundo a una base esencial (natural o divina), a la que se accedía por la razón y la cual al mismo tiempo estructuraba los modos de acción práctica, moral, política. Ese vínculo de “ser” y “deber ser” se rompe cuando en la edad moderna se seculariza progresivamente la comprensión del mundo. Así es que, a partir del viejo término griego, a partir del siglo XVII se reemplaza la metafísica por la “ontología”, que le quita en gran medida el aspecto normativo de las acciones prácticas y se reduce a la descripción de los procesos al interior del mundo, con el modelo de las ciencias naturales (deterministas, matematizadas, legaliformes). Es decir, la ontología fue el sustituto moderno de la metafísica cuando ésta perdió algunos de sus supuestos fundamentales.

Con el avance moderno de las ciencias naturales y el giro de la filosofía hacia una filosofía del sujeto y sobre el modelo de las ciencias naturales empíricas, se pierde la confianza en ese orden trascendente y se centra el análisis en los procesos cognitivos que suceden “al interior” de la conciencia del sujeto. Es así que el término “ontología” pasa a significar la ciencia del ser de la realidad desprovista de toda connotación normativa (que hasta fines de la edad media unificaba descripción de lo que es y orden moral de lo que debe ser). Será necesario esperar hasta bien avanzado el siglo XX – cuando cae el paradigma del sujeto moderno y las ciencias naturales – para que este término se resignifique desde perspectivas tan diversas como las de Heidegger Foucault, con el contenido común de describir modos de darse de los fenómenos a partir de sus modos de ser (sea por la pregunta por el ser o su manifestación histórica, sea por el análisis de la constitución histórica de la subjetividad, respectivamente).

Notablemente si se analizan los discursos del coaching ontológico, puede verse cómo acuden a posiciones disímiles e incluso contradictorias, muchas de las cuales están en franca oposición con el uso que esos discursos hacen de ello. La transformación de los análisis mencionados anteriormente en una especie de ejercicio no sólo en tensión con el motivo de esos análisis sino también con toda tradición filosófica previa (pongamos por caso el estoicismo) que efectivamente ofrecía “ejercicios espirituales” como reacción ante los acontecimientos de la vida, pero que jamás se veía como un entrenamiento casi conductista ni mucho menos tenía un enfoque exclusivo sobre las consecuencias, sino que intentaba pensar la transformación del sujeto a partir de un orden natural que la antigüedad daba por supuesto, y que hoy carece de la cosmovisión que lo sostenía.
Nuevamente cabe aclarar que la relectura que el “coaching ontológico” pueda hacer de todas estas tradiciones no es ilegítima, pero sí es un problema de coherencia textual y performativa. También de políticas de la verdad. Por ejemplo, los análisis relativos al “modo de ser”, los “estados de ánimo” y el lenguaje, en los que se alude a Heidegger, muestran claramente un “uso” que excede largamente el análisis ontológico del filósofo. Lo mismo con la “ontología del presente” o la “ontología histórica de nosotros mismos”, que tienen una clara intencionalidad práctica, pero difícilmente se ubiquen dentro de los ejercicios indicados por un coach. Como vemos al indagar los términos en uso, ya la relación semántica les es desfavorable. Es decir, poner “ontológico” como sinónimo de “coaching” es, cuanto menos, una desmesura.

En un mundo secular, donde los discursos simbólicos han perdido mucho de su poder vinculante y unificador de las múltiples esferas de experiencia humanas, es natural que aparezcan angustias actuales como novedosas. Estas angustias son exacerbadas en el contexto neoliberal, donde los antiguos lazos de solidaridad se han quebrado y los imperan discursos relativos al “self made man”, al mandato de goce ilimitado, y a la posibilidad de dominio a voluntad de decisiones y resultados. Lo que sucede es que en este contexto surgen también reemplazos de las antiguas prácticas y cosmovisiones, pero sin tener ya el sustento simbólico y contextual de épocas pasadas. Entre esos reemplazos, el “coaching” se muestra como un servicio que propone soluciones en todos los órdenes de la vida, y cuya demanda en las últimas décadas ha crecido de manera exorbitante, por lo que no sorprende su actual estado de diversificación. De hecho, coaching es el nombre genérico de diferentes prácticas que se distinguen entre sí por el perfil de sus clientes, el método empleado y el objetivo buscado. Así que cada vez el montaje es mayor hay más ofertas de formaciones micro especializadas en Coaching EmpresarialCoaching Nutricional,  Coaching de FamiliaCoaching EducativoCoaching para la VidaCoaching SistémicoCoaching de Inteligencia EmocionalCoaching de Programación NeurolingüísticaCoaching Cognitivo Conductual, etc. Notablemente también prescinde de los modelos de legitimación que los actuales discursos científicos y filosóficos proponen para cada área de conocimiento. Responden a lo que en algunos ámbitos filosóficos se denomina “emotivismo”, pues confunden un resultado o respuesta particular con la totalidad y justificación de una práctica. La versión extrema de esto se manifiesta – como en algunas manifestaciones religiosas contemporáneas con una re-victimización de la víctima, en tanto la carga de responsabilidad se remite finalmente a la entrega irrestricta a una práctica (y el fracaso, por ende, a la falta individual y subjetiva en el compromiso respecto del ejercicio o creencia inculcada).

Así el coaching que significa entrenamiento, se presenta como una estrategia técnica de mercado para la gestión y administración empresarial. Hoy plantea ser la estrategia por excelencia de management. Aunque en principio se exhibieron medallas del ámbito deportivo fue llevada rápidamente a otro contexto, de allí se infiere el énfasis en la ejercitación.  Para el coaching en frente está el individuo, siendo el éxito el criterio per se de la realización individual o grupal. El éxito, ergo felicidad es el mayor valor, funciona como una promesa y un paradigma, orienta las acciones discursivas, corporales y emocionales en la persecución del cambio hacia otro modo de vivir, donde se realza la adaptabilidad, autoinvención, operatividad y rentabilidad. Todo activo, y para nada neutral. El objetivo que persigue le exige por igual a cada individuo que se supedita a estas prácticas,  la transformación, ya que su finalidad es que puedan adquirir herramientas para inventarse a sí mismos en función de sus metas de vida.

Desde la lectura de distintos textos de coaching ontológico podría definirse como una técnica con procedimientos sistematizados que interviene sobre tres dimensiones constitutivas de la existencia humana: el lenguajeel cuerpo y la emocionalidad. Nuevamente la ejercitación, la motivación, la transformación de hábitos intelectuales y emocionales a través de la interpretación ontológica cualquier cliente que pueda acceder al servicio, está en condiciones plenas de traspasar las fronteras evolutivas y convertirse en la persona que aspira llegar a ser. Lo mismo vale para organizaciones públicas- privadas como sistema que para parejas y grupos familiares.

Ni el coach, ni la revolución neuroquímica tan esperada llegó como solución, lo que no evitó que las instrucciones fueran tan bien estudiadas y usadas por las corporaciones que fabrican cada vez más objetos que prometen devolver la calma en tiempos de desesperanza. Cada vez se predican más esfuerzos por el deber que tiene el entrenado de producir, cumplir acríticamente, y se repiten más los actos de consumo que dejan sin satisfacción, y no por ello la o los coucheados se le devolverá lo invertido o su dinero.  Así el aferrarse a una respuesta universal se sirve de semblantes que prometen sortear todos los límites, todas las faltas. Así se coloca como un producto de venta de lo más usual, que atraviesa diversos sectores sociales,  el cómo pasar del “Sapiens al homo Deus” incluso llevan impresas las acciones que fijen sus consejeros divinos en la tierra. Un modelo infinito que anestesia la desesperación pero sin fe.  La gran prescripción higienista generalizada in totum.

Hay en este contexto signos de permanente banalización de la subjetividad, de las particularidades, de las circunstancias medioambientales, ecológicas, políticas económicas variables cambiantes, junto a los determinantes socio-históricos-culturales con la consecuente oferta de este consumo masificado. Oprimiendo a la persona, no transformando la tarea. La tendencia a que el ser humano se vuelva un cuerpo anestesiado con la asepsia de un quirófano que domine todas sus pasiones. Y para ello el consumo se ofrece como la opción. Tóxicos y tóxicas según el manual de moda viene y van rehusando cualquier atisbo de estar damnificados. Y cuando nos preguntan ¿es un negocio? afirmamos que sí, es un negocio. Y como todo negocio se espera una rentabilidad atada a las reglas del mercado. No hay idea de comunidad, y los privilegios se disimulan porque prima el segregar. Hay que ser conscientes de ello porque se legitima una forma de “hacer como si”, se vuelve sobre un tipo de ser que pondera “tú puedes” obtener algo material. Entonces la bibliografía intenta ideologizar, disciplinar se ofrece para leer la receta del mundo feliz, imperativo de la superación personal a simple voluntad.

En general acordamos que ninguna herejía es peligrosa, ni se puede ser rígido de pensamiento, tampoco es posible plantear acciones de sanción o ni que haya ideas permisibles sin ver el efecto o el daño. Y que cada sociedad debe decidir dónde se encuentra el límite seguro en la línea delgada que separa la salud del de la iatrogenia. Entonces decimos que hay lugares donde se debate científicamente las ideas desde hace centenares de años. En nuestro caso son la universidades, nuestras instituciones. Entonces remitirse a ellas borra que la dificultad del tema sea un impedimento para el planteamiento científico y formación intelectual. Sobradas muestras tenemos que las hazañas intelectuales complejas han sido desde el basamento o fundamento de culturas. Por ello debemos hacer advertencias.

“SOBRE LAS BASES TEÓRICO – EPISTEMOLÓGICAS”:

1.         Si bien se reconoce que en el surgimiento de toda disciplina existe un período instituyente, concebimos de vital importancia que estos procesos se den dentro del marco de la ciencia y técnica, que son los cánones que actualmente rigen a la validación de cualquier profesión dentro del territorio argentino. Dicha validación no es sólo formal, sino también epistémica, es decir, corresponde a alguna de las diversas metodologías de verificación de prácticas y discursos acreditadas por la comunidad científica, con sus correspondientes y delimitadas pretensiones de verdad.

2.         Las prácticas del coaching se encuentran enfocadas en la premisa del logro de metas y consecución de resultados, sin mediar resguardo sobre las exigencias psíquicas y psicosociales que podrían acarrear las mismas.

3.         Se enfoca en una lógica mercantilista en donde el trabajador es concebido como un producto que debe ser adaptadomodificado ofrecido para su utilización o consumo más eficiente dentro de la lógica de la oferta y demanda de trabajo.

4.         La base conceptual y práctica casi siempre es ecléctica, tergiversando o tomando aportes de disciplinas con objetos de estudio y metodologías muy diversas, tales como: filosofía occidental y oriental, lingüística, psicología, neurociencias, administración de recursos humanos, ingeniería industrial, entre otras. En sí mismo el eclecticismo no es cuestionable, mientras que sí lo son los fundamentos y consecuencias cuando se sostienen en afirmaciones incoherentes, voluntaristas o sus consecuencias conllevan un tipo de credulidad que no corresponde a una práctica profesional sino a otro tipo de esfera (del orden religioso, simbólico, etc.).

5.         Son prácticas que fomentan la resiliencia y la culpabilización individual de la situación en la cual se encuentra y/o técnicas que buscan el afrontamiento frente a situaciones de extremo estrés o presión, sin concebir la vulnerabilidad y desigualdad en la lógica de poder entre los trabajadores, el contexto organizacional y los ámbitos sociolaborales en los cuales se desempeñan.

Como nuestra comisión se expresara en relación a las intervenciones en el trabajo no acordamos con el coaching ontológico “La posición de la psicología del trabajo y las organizaciones está enfocada en la salud de todo el sistema organizacional y los trabajadores que lo componen, mientras que el coaching busca hacer más funcional a los sujetos para mejorar su rendimiento y por ende su productividad.”

Para que los coaches puedan agruparse de forma profesional les falta hacer el recorrido de estar insertos en los ámbitos donde se debate la educación. No basta con extrapolar o  con cimentarse en que un curso dictado, en cualquier lugar, se consideren complementarios para atender problemáticas de salud, educación, empresas y todo lo que se imagine restándole importancia al poder hacer un análisis de criterios diferenciales, mucho menos un diagnóstico.

SOBRE LA FORMACIÓN EN COACHING”:

1.         La formación en coaching cuenta con una base esencialmente psicológica en todos sus fundamentos y prácticas. Es por ello que varios de los proyectos de Ley presentan al coaching como complementario al “Ejercicio de las Profesiones y Actividades relacionadas con la Salud Humana”.

2.         La formación de los coachs se realizan en organizaciones no oficiales y su ejercicio no se encuentra ni reconocido, ni validado por ninguna ley a nivel nacional, provincial o municipal en Córdoba.

3.         Los instructores y participantes de las formaciones en coaching no cuentan necesariamente con formación de grado en psicología u otras especializaciones relativas.

4.         En algunas instituciones que dictan coaching los estudios secundarios no son un requerimiento para formarse y en otras, se pide como nivel de estudios mínimo el secundario generando esto una ambigüedad. Existen cursos de extensión en universidades públicas y privadas que forman en Coaching Ontológico ProfesionalLiderazgo Coach e Inteligencia EmocionalCoaching y Eneagrama, entre otras que ofrecen formación que se presentan pretendiendo ser complementarias a formaciones previas. Estas capacitaciones son dictadas en muchos casos por Contadores, Enfermeros, Ingenieros, entre otros, sin presentar un criterio de unidad epistemológica evidentemente necesario para ser reconocidos como agentes de salud, tal como pretenden.

Como hemos tenido oportunidad de leer en los distintos proyectos de ley que circulan en nuestro país destacamos algunos aspectos.

“SOBRE EL EJERCICIO DEL COACHING ONTOLÓGICO”:

1.         Se identifica en el proyecto de ley para la regulación del ejercicio del coaching, la presencia de prácticas intrusivas al rol de la Psicología (y en particular a la Psicología del Trabajo y las Organizaciones), según lo dispuesto por la Ley de Educación Superior N° 24.521 y su Decreto reglamentario M.E. 1254/2018.

2.         En algunos proyectos de ley la práctica del coaching se presenta como un conjunto de intervenciones tendientes a mejorar las condiciones de salud psicolaboral: “Debe remarcarse que el Coach Profesional es un agente de salud con formación teórico – práctica, cuya función es brindar atención personalizada tanto al individuo, como a las familias y/o equipos de trabajo en las organizaciones, con el fin de colaborar en la prevención de enfermedades psicosomáticas y sociales, en los ámbitos laborales y de sociabilización.” (proyecto de ley presentado en la legislatura de Córdoba.)

3.         Parte de la oferta de los coachs se enfoca en generar “quiebres” en sus clientes que orienten al accionar hacia el futuro deseado, lo cual se encuentra altamente vinculado a cambios en la subjetividad del consultante y no solo a mejora en los modos y/o capacitaciones vinculadas al trabajo.

4.         Cierto proyecto de ley se expresa claramente que “El Coach no podrá en ningún caso diagnosticar patologías, realizar evaluaciones y mediciones de test psicométricos. Asimismo, se encuentra vedado para tratar mediante terapia trastornos psicológicos. En caso de presentarse alguna de estas situaciones deberá derivar de inmediato al sujeto a un profesional especializado” Nos preguntamos si la falta de formación psicodiagnóstico les permitiría identificar cuándo realizar la derivación a psicoterapia por desconocimiento de las bases estructurales del psiquismo humano. Este último aspecto se convierte en sumamente riesgoso cuando la demanda de coaching no puede ser diferenciada de una demanda o necesidad psicoterapéutica.

El ejercicio de la pretendida “profesión de coach ontológico” no se encuentra comprendida dentro del marco normativo legal vigente. Invade actividades reservadas al título de psicóloga y psicólogo. Pone en riesgo a la salud y vulnera la reglamentación vigente. Al respecto, no existe en ninguna Universidad Nacional una carrera de grado con título habilitante de Coaching Ontológico. La misma responde cursos de gestión privada, sin planes de estudios o aval del Ministerio de Educación, del Interior u otro organismo nacional, sin respeto por el desarrollo de contenidos curriculares avalado, ni carga horarias mínimas de estudio. El llamado “Coaching Ontológico” no se encuadra en la Ley de Educación Superior, implicando un grave riesgo para la salud de la población el habilitar esta práctica. Cualquier proyecto de ley que habilitaría a personas carentes de título idóneo a tener injerencia en temas del campo de la salud mental y demás áreas de la salud, pudiendo ejercerlas personas sin título universitario, ni secundario, es por consiguiente un riesgo para la población.

Por lo antes mencionado es que el Colegio de Psicólogos de la Provincia de Córdoba -C.P.P.C- advierte que las instituciones públicas y privadas deben cumplir con las leyes. Y que el poder legislativo de cada Provincia donde se insertan los 24  colegios y consejos de psicología organizados en FEPRA,  deben convocar a los colegios profesionales que adscriben al conocimiento científico caracterizado por un saber construido en base a un método de forma sistemática, objetivo, universal, susceptible de verificación empírica. Ya que son parte de las instituciones oficiales que tienen que valorar los riesgos para la salud mental de la población. El poder legislativo debe convocar a los profesionales de la psicología frente a iniciativas que pueden afectar a las personas; dado que  la población que se atiende en salud mental es amplia, heterogénea con diferentes capacidades para analizar, deconstruir críticamente y diferenciar, lo reservado a una práctica científica y otra que es un mero asesoramiento o limitada experticia.

“SOBRE LAS LEYES”:

En virtud de lo mencionado ut-supra, el planteo de la normativa vigente:

Que en concordancia, la ley Provincial N° 7106 que reglamenta el ejercicio de la Psicología en la Provincia de Córdoba, considera como tal a “…la aplicación e indicación de técnicas específicamente psicológicas en la enseñanza, el asesoramiento, los peritajes y la investigación de la conducta humana, y en el diagnóstico, pronóstico y tratamiento, tanto de las enfermedades mentales de origen eminentemente psíquico como de las alteraciones psicológicas en enfermedades somáticas de las personas, y la recuperación, conservación y prevención de la salud mental de las mismas…”.

En este orden, la formación de grado avalada por autoridad competente en el ejercicio dentro del campo de la salud mental reviste radical importancia, siendo mencionada expresamente en lo largo de la legislación vigente. Tal es el caso de la Ley N° 26.657 de Salud Mental de la Nación cuando, tras definir a la salud mental como un proceso determinado por componentes históricos, socioeconómicos, culturales, biológicos y psicológicos, cuya preservación y mejoramiento implica una dinámica de construcción social vinculada a la concreción de los derechos humanos y sociales de toda persona, en su Artículo 8 y 13 se refiere expresamente a la importancia que revisten los títulos de grado de las profesiones involucradas en la salud mental. En el mismo sentido, lo expresa la Ley de Salud Mental Provincial N° 9848 (Art. 39).

Es así que, aún tomando el recaudo de una formación y obtención de título de grado acorde a la Ley; para el ejercicio posterior de la profesión, se prevé otro mecanismos de contralor sine die. Son los colegios profesionales, quienes por Ley regulan la práctica profesional, conforme a las incumbencias fijadas por un título exclusivamente universitario, otorgado y avalados por organismos oficiales.

En cumplimiento del mandato constitucional de resguardo a la salud mental, es que se consagra a través de la Ley Provincial Nº 8312 la creación de la entidad colegiada C.P.P.C para regular el ejercicio de la profesión de psicología en la Provincia de Córdoba.: “Artículo 4. Para ejercer la profesión de psicólogo en el territorio de la Provincia de Córdoba, es requisito indispensable la previa inscripción del profesional en el Colegio de Psicólogos…·

En suma, es la Ley de Educación Superior 24.521 como el Decreto PEN N° 2154/2018 y normas concordantes,  las que determinan las incumbencias de las distintas profesiones universitarias siendo de particular importancia las que inciden en la salud (Art. 43), debiendo el Estado resguardar y/o prevenir la intromisión de cualquier actividad desregulada o el dictado de cualquier eventual normativa contraria a las disposiciones de jerarquía superior, emitida por entes con competencia para ello.

Como entidad  que nuclea a todas y todos los profesionales psicólogos matriculados de la Provincia de Córdoba, es que exponemos nuestra profunda preocupación en relación a nuevas disciplinas o actividades que bajo eufemismos o formatos comerciales, incursionan en campos reservados a profesionales formados en el tratamiento de la salud mental.

Entendemos que el marco jurídico que regula el campo de formación e incumbencias y regulación del ejercicio profesional de la psicología; en la legislación vigente, refleja el entendimiento de que es una profesión que comprende en su objeto un derecho humano. El derecho humano a la salud mental, en íntima conexión con el derecho a la vida, siendo este el primer derecho de la persona humana que resulta reconocido y garantizado por la Constitución Nacional, contemplada en las Constituciones provinciales (arts. 5° y 121), y por los tratados internacionales que tienen jerarquía constitucional (art. 75, inc. 22, de la Ley Suprema; art. 12, inc. c del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; inc. 1 de los arts. 4° y 5° de la Convención Americana sobre Derechos Humanos -Pacto de San José de Costa Rica-; inc. 1°, del arto 6° del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; como así también el art. XI de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre y el art. 25 de la Declaración Universal de Derechos Humanos).

El Colegio de Psicólogas y Psicólogos de la Provincia de Córdoba está llevando adelante la función delegada por el poder del estado, regulando, controlando e interviniendo en defensa de las incumbencias profesionales, informando constantemente a la comunidad sobre el riesgo de diversas prácticas y a su vez colaborando con la visibilización en fortalecimiento de nuestro rol profesional en la sociedad. Y las psicólogas y los psicólogos estamos obligados a seguir la deontología que nos rige, no podemos desconocer nuestro marco normativo, nuestro código de ética y para qué nos habilita así como también para lo que estamos formados.

Sabemos que esta es una temática de amplio espectro y problemática, por ello pedimos que quienes realizan prácticas ilegales de la psicología sin ser profesionales de la salud mental cesen de inmediato en las mismas.

Licenciado en Psicología  Diego Ariel Zapata M.P. 5434. “A”

Presidente del Colegio de Psicólogas y Psicólogos de la Provincia de Córdoba.

Maestrando en MaTPsiL. Facultad de Psicología-U.N.C

Integrante equipo de investigación (SECyT-UNC).

Dr. en Filosofía Diego Osvaldo Fonti.

Profesor UCC – UNC

Investigador de CONICET

Bibliografía.



Anexo I Normativa Vigente.

En virtud de lo mencionado ut-supra, anexo I normativa vigente:

Ley 7106. Disposiciones para el ejercicio de la Psicología.

Artículo 1º.- A los efectos de esta Ley, se considera ejercicio de la Psicología la aplicación e indicación de técnicas específicamente psicológicas en la enseñanza, el asesoramiento, los peritajes y la investigación de la conducta humana, y en el diagnóstico, pronóstico y tratamiento, tanto de las enfermedades mentales de origen eminentemente psíquico como de las alteraciones psicológicas en enfermedades somáticas de las personas, y la recuperación, conservación y prevención de la salud mental de las mismas.

Ley 8312. Constitución del Colegio de Psicólogos de la Provincia de Córdoba.

Artículo 4. Para ejercer la profesión de psicólogo en el territorio de la Provincia de Córdoba, es requisito indispensable la previa inscripción del profesional en el Colegio de Psicólogos. Los requisitos para esta recepción son los siguientes:

a) Fijar domicilio real y especial en el lugar de ejercicio profesional.

b) Poseer título habilitante de psicólogo, licenciado en psicología, o doctor en psicología, otorgado por universidad oficial o privada, reconocida oficialmente, o título extranjero debidamente revalidado.

c) Cumplir lo establecido por la legislación vigente.

Resolución 1254

Siendo el Anexo V “ACTIVIDADES PROFESIONALES RESERVADAS A LOS TÍTULOS DE LICENCIADO EN PSICOLOGÍA Y PSICÓLOGO”,  por el Anexo XXXIII, el que establece que las ACTIVIDADES PROFESIONALES RESERVADAS   A LOS TÍTULOS DE LICENCIADO EN PSICOLOGÍA Y PSICÓLOGO en las distintas áreas de especialización de las misma (clínica, social comunitario, organizacional, jurídica y educacional) son:

1.   Prescribir y realizar acciones de evaluación, diagnóstico, orientación y tratamiento psicoterapéutico y rehabilitación psicológica.

2. Realizar intervenciones de orientación, asesoramiento y aplicación de técnicas psicológicas tendientes a la promoción de la salud.

3.  Prescribir, realizar y certificar evaluaciones psicológicas con propósitos de diagnóstico, pronóstico, selección, orientación, habilitación o intervención en distintos ámbitos.

4. Planificar y prescribir acciones tendientes a la promoción y prevención de la salud mental en individuos y poblaciones.

5. Desarrollar y validar métodos, técnicas e instrumentos de exploración y evaluación psicológica. Establece las condiciones que deben cumplimentarse para que se inscriba un contenido de formación en las distintas disciplinas dictadas en las universidades. El Decreto reglamentario M.E. 1254/2018, establece las incumbencias de las distintas profesiones y entre ellas las de la Psicología y son los colegios profesionales, quienes regulan la práctica profesional, cuyas incumbencias son fijadas por un título exclusivamente universitario, otorgado y avalados por organismos oficiales.

Resolución ME 1.254/2018: Alcances de título y actividades profesionales reservadas exclusivamente al título

ARTÍCULO 36.- Modificar la Resolución Ministerial Nº 343 de fecha 30 de septiembre de 2009, reemplazando el Anexo V ACTIVIDADES PROFESIONALES RESERVADAS A LOS TÍTULOS DE LICENCIADO EN PSICOLOGÍA Y PSICÓLOGO por el Anexo XXXIII (IF-2018-06564969-APN- SECPU#ME) que forma parte integrante de la presente medida.

EL MINISTRO DE EDUCACIÓN

RESUELVE:

ARTÍCULO 1º.- Determinar que los “alcances del título” son aquellas actividades, definidas por cada institución universitaria, para las que resulta competente un profesional en función del perfil del título respectivo sin implicar un riesgo directo a los valores protegidos por el artículo 43 de la Ley de Educación Superior.

ARTÍCULO 2°.- Definir que las “actividades profesionales reservadas exclusivamente al título” -fijadas y a fijarse por el MINISTERIO DE EDUCACIÓN en acuerdo con el CONSEJO DE UNIVERSIDADES -, son un subconjunto limitado dentro del total de alcances de un título, que refieren a aquellas habilitaciones que involucran tareas que tienen un riesgo directo sobre la salud, la seguridad, los derechos, los bienes o la formación de los habitantes.

ARTÍCULO 3°.- Establecer que la fijación de las actividades reservadas profesionales que deban quedar reservadas a quienes obtengan los títulos incluídos o que se incluyan en el régimen del artículo 43 de la Ley de Educación Superior, lo es sin perjuicio de que otros títulos incorporados o que se incorporen a la misma puedan compartirlas.

Ley de Educación Superior N° 24.521

DOCUMENTO SOBRE LA INTERPRETACIÓN DEL ARTÍCULO 43 DE LA LEY 24.521

Debido a la necesidad de contar con una adecuada interpretación de las normas de la Ley de Educación Superior -Nº 24.521- concernientes a los procesos de “evaluación” y “acreditación” de las  Carreras correspondientes  a  profesiones  reguladas  por  el  Estado  cuyo  ejercicio  puede comprometer el interés público (arts. 42, 43, y concordantes), y sin perjuicio de los reparos constitucionales de que ha sido objeto, este Consejo de Decanos considera: 1) Que la hermenéutica de  las antedichas disposiciones legales exige atender y respetar la “autonomía universitaria” reconocida por el inciso 19 del artículo 75 de la Constitución Nacional, de forma que toda limitación a dicha regla debe ser expresa y adecuarse al estándar de la “razonabilidad”. 2) Que la ley 24.521 diferencia las instancias de “evaluación” y “acreditación”. Así, la «acreditación» aparece como un requisito de verificación periódica en el inciso b) del art. 43 que obra incluido en la Sección 2 «Régimen de Títulos» y la «evaluación» se menciona como instancia interna y externa para las instituciones universitarias, a partir del art. 44 que integra la Sección 3 «Evaluación y Acreditación». 3) Para «acreditar» las carreras en las que se expidan títulos correspondientes a profesiones reguladas por el Estado, cuyo ejercicio pudiera comprometer el interés público, (art. 43 inc. b-) debe atenderse estrictamente a la verificación de la existencia de requisitos previstos en la propìa disposición mencionada, esto es: a- el plan de estudios deberá respetar la carga horaria mínima establecida por el Ministerio de Cultura y Educación en acuerdo con el Consejo de Universidades (remisión expresa del art. 43 1º párr. al art. 42); b- el plan de estudios deberá tener en cuenta los contenidos curriculares básicos que establezca el Ministerio de Cultura y Educación en acuerdo con el Consejo de Universidades (art. 43 inc. a) y c- el plan de estudios deberá tener en cuenta los criterios sobre intensidad de la formación práctica que establezca el Ministerio de Cultura  y  Educación  en acuerdo con el Consejo de Universidades (art. 43 inc. a). 4) La «evaluación» a que refiere el art. 44 y ss., privilegia el proceso de “autoevaluación” o instancia interna de evaluación institucional relativo a las funciones de docencia, investigación, extensión y gestión institucional (art. 44). 5) La función acreditante de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria o de Entidades Privadas constituidas con ese fin respecto de las carreras de grado mencionadas en el art. 43, se consagra en el art. 46 inc. b) -ubicado en una sección diferente de la ley- obligando al intérprete a aplicar los principios lógico, histórico y sistemático de la interpretación. En consecuencia, el proceso de acreditación previsto en los arts. 43. inc. B, 46 y concordantes de la ley 24.521 comprende, exclusivamente, los criterios sobre carga horaria mínima, intensidad de la formación práctica, contenidos curriculares básicos y aquellos aspectos vinculados a su efectivo cumplimiento. Desde la entrada en vigencia de la Ley Nacional de Educación Superior 24.521, nuestra profesión, como profesión de salud, está bajo el alcance de la tutela del Estado, ya que es de interés público, como lo dice su artículo 43: “Cuando se trate de títulos correspondientes a profesiones reguladas por el Estado, cuyo ejercicio pudiera comprometer el interés público poniendo en riesgo de modo directo la salud, la seguridad, los derechos, los bienes o la formación de los habitantes, se requerirá que se respeten, además de la carga horaria a la que hace referencia el artículo anterior, los siguientes requisitos:

a) Los planes de estudio deberán tener en cuenta los contenidos curriculares básicos y los criterios sobre intensidad de la formación práctica que establezca el Ministerio de Cultura y Educación, en acuerdo con el Consejo de Universidades:

b) Las carreras respectivas deberán ser acreditadas periódicamente por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria o por entidades privadas constituidas con ese fin debidamente reconocidas.

El Ministerio de Cultura y Educación determinará con criterio restrictivo, en acuerdo con el Consejo de Universidades, la nómina de tales títulos, así como las actividades profesionales reservadas exclusivamente para ellos. “

Este artículo establece la REGULACIÓN ESPECIAL de algunas carreras: LAS CARRERAS DE INTERÉS PÚBLICO. Regulación que implica control directo sobre los contenidos curriculares básicos y los criterios de intensidad de la formación práctica a través del CU, la acreditación periódica ante la CONEAU y el establecimiento de las actividades profesionales reservadas exclusivamente para ellos.

Artículo 43. Cuando se trate de títulos correspondientes a profesiones reguladas por el Estado, cuyo ejercicio pudiera comprometer el interés público poniendo en riesgo de modo directo la salud, la seguridad, los derechos, los bienes o la formación de los habitantes, se requerirá que se respeten, además de la carga horaria a la que hace referencia el artículo anterior, los siguientes requisitos: a) Los planes de estudio deberán tener en cuenta los contenidos curriculares básicos y los criterios sobre intensidad de la formación práctica que establezca el Ministerio de Cultura y Educación, en acuerdo con el Consejo de Universidades CU ; b) Las carreras respectivas deberán ser acreditadas periódicamente por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria CONEAU o por entidades privadas constituidas con ese fin debidamente reconocidas. El Ministerio de Cultura

y Educación determinará con criterio restrictivo, en acuerdo con el Consejo de Universidades CU, la nómina de tales títulos, así como las actividades profesionales reservadas exclusivamente para ellos.

Ley de Salud Mental Nº 26.657

ARTÍCULO 3° — En el marco de la presente ley se reconoce a la salud mental como un proceso determinado por componentes históricos, socioeconómicos, culturales, biológicos y psicológicos, cuya preservación y mejoramiento implica una dinámica de construcción social vinculada a la concreción de los derechos humanos y sociales de toda persona.

Se debe partir de la presunción de capacidad de todas las personas.

En ningún caso puede hacerse diagnóstico en el campo de la salud mental sobre la base exclusiva de:

a) Status político, socio-económico, pertenencia a un grupo cultural, racial o religioso;

b) Demandas familiares, laborales, falta de conformidad o adecuación con valores morales, sociales, culturales, políticos o creencias religiosas prevalecientes en la comunidad donde vive la persona;

c) Elección o identidad sexual;

d) La mera existencia de antecedentes de tratamiento u hospitalización.

ARTÍCULO 4° — Las adicciones deben ser abordadas como parte integrante de las políticas de salud mental. Las personas con uso problemático de drogas, legales e ilegales, tienen todos los derechos y garantías que se establecen en la presente ley en su relación con los servicios de salud.

ARTÍCULO 5° — La existencia de diagnóstico en el campo de la salud mental no autoriza en ningún caso a presumir riesgo de daño o incapacidad, lo que sólo puede deducirse a partir de  una  evaluación  interdisciplinaria  de  cada  situación  particular  en  un  momento determinado.

Derechos de las personas con padecimiento mental

ARTÍCULO 7° — El Estado reconoce a las personas con padecimiento mental los siguientes derechos:

  1. Derecho a recibir atención sanitaria y social integral y humanizada, a partir del acceso gratuito, igualitario y equitativo a las prestaciones e insumos necesarios, con el objeto de asegurar la recuperación y preservación de su salud;
  2. Derecho a conocer y preservar su identidad, sus grupos de pertenencia, su genealogía y su historia;
  3. Derecho a recibir una atención basada en fundamentos científicos ajustados a principios éticos;
  4. Derecho a recibir tratamiento y a ser tratado con la alternativa terapéutica más conveniente, que menos restrinja sus derechos y libertades, promoviendo la integración familiar, laboral y comunitaria;
  5. Derecho a ser acompañado antes, durante y luego del tratamiento por sus familiares, otros afectos o a quien la persona con padecimiento mental designe;
  6. Derecho a recibir o rechazar asistencia o auxilio espiritual o religioso;
  7. Derecho del asistido, su abogado, un familiar, o allegado que éste designe, a acceder a sus antecedentes familiares, fichas e historias clínicas;
  8. Derecho a que en el caso de internación involuntaria o voluntaria prolongada, las condiciones de la misma sean supervisadas periódicamente por el órgano de revisión;
  9. Derecho a no ser identificado ni discriminado por un padecimiento mental actual o pasado;
  10. Derecho a ser informado de manera adecuada y comprensible de los derechos que lo asisten, y de todo lo inherente a su salud y tratamiento, según las normas del consentimiento informado, incluyendo las alternativas para su atención, que en el caso de no ser comprendidas por el paciente se comunicarán a los familiares, tutores o representantes legales;
  11. Derecho a poder tomar decisiones relacionadas con su atención y su tratamiento dentro de sus posibilidades;
  12. Derecho a recibir un tratamiento personalizado en un ambiente apto con resguardo de su intimidad, siendo reconocido siempre como sujeto de derecho, con el pleno respeto de su vida privada y libertad de comunicación;
  13. Derecho a no ser objeto de investigaciones clínicas ni tratamientos experimentales sin un consentimiento fehaciente;
  14. Derecho a que el padecimiento mental no sea considerado un estado inmodificable;
  15. Derecho a no ser sometido a trabajos forzados;
  16. Derecho a recibir una justa compensación por su tarea en caso de participar de actividades encuadradas como laborterapia o trabajos comunitarios, que impliquen producción de objetos, obras o servicios que luego sean comercializados.

Resol. 343/2009: Modificada  por la Resolución ME 1.254/2018: “ARTÍCULO 36.- Modificar la Resolución Ministerial Nº 343 de fecha 30 de septiembre de 2009, reemplazando el Anexo V ACTIVIDADES PROFESIONALES RESERVADAS A LOS TÍTULOS DE LICENCIADO EN PSICOLOGÍA Y PSICÓLOGO por el Anexo XXXIII (IF-2018-06564969-APN- SECPU#ME)”

Resolución 343/09-Ministerio de Educación de la Nación – Educación Superior ANEXO V: ACTIVIDADES PROFESIONALES RESERVADAS A LOS TÍTULOS DE LICENCIADO EN PSICOLOGÍA Y PSICÓLOGO

1. Prescribir y realizar intervenciones de orientación, asesoramiento e implementación de técnicas específicas psicológicas tendientes a la promoción, recuperación y rehabilitación de la salud, a la prevención de sus alteraciones y la provisión de los cuidados paliativos.

2. Prescribir y realizar acciones de evaluación, diagnóstico, pronóstico, tratamiento, seguimiento, recuperación y rehabilitación psicológica en los abordajes: individual, grupal, de pareja, familia, instituciones, organizaciones y en lo social-comunitario.

3. Prescribir y realizar acciones de evaluación psicológica, psicodiagnóstico, pronóstico y seguimiento en los abordajes: individual, de pareja y familia.

4. Prescribir y efectuar psicoterapias individuales, familiares, grupales y de pareja.

5. Realizar indicaciones psicoterapéuticas de internación y externación de personas por causas psicológicas. Indicar licencias y/o justificar ausencias por causas psicológicas.

6. Desarrollar y validar métodos, técnicas e instrumentos de exploración, evaluación y estrategias de intervención psicológicas.

7. Diagnosticar, realizar peritajes, asesorar y asistir psicológicamente, en el campo jurídico-forense, a personas en conflicto con la ley y víctimas de delitos, a sus respectivos familiares, e intervenir en los aspectos psicológicos de las problemáticas de minoridad.

8. Diagnosticar, evaluar, asistir, orientar y asesorar en todo lo concerniente a los aspectos estrictamente psicológicos en el área educacional.

9. Prescribir y realizar orientación vocacional y ocupacional, en aquellos aspectos estrictamente psicológicos.

10. Elaborar perfiles psicológicos a partir del análisis de puestos y tareas e intervenir en procesos de formación, capacitación y desarrollo del personal, en el marco de los ciclos de selección, inserción,reasignación, reinserción y desvinculación laboral. Asesorar en el ámbito de higiene, seguridad y psicopatología del trabajo.

11. Diagnosticar, evaluar, asistir, orientar y asesorar en lo concerniente a los aspectos psicológicos en el área social-comunitaria para la promoción y la prevención de la salud y la calidad de vida de grupos y comunidades y la intervención en situaciones críticas de emergencias y catástrofes.

12. Participar desde la perspectiva psicológica en el diseño, la dirección, la coordinación y la evaluación de políticas, instituciones y programas de salud, educación, trabajo, justicia, derechos humanos, desarrollo social, comunicación social y de áreas emergentes de la Psicología.

13. Dirigir, participar y auditar servicios e instituciones públicas y privadas, en los que se realicen prestaciones de salud y de salud mental.

14. Asesorar en la elaboración de legislación que involucren conocimientos y prácticas de las distintas áreas de la Psicología.

15. Realizar estudios e investigaciones en las diferentes áreas del quehacer disciplinar, a saber: a. Los procesos psicológicos y psicopatológicos a lo largo del ciclo vital. b. Los procesos psicológicos involucrados en el desarrollo y funcionamiento de los grupos, instituciones, organizaciones y la comunidad. c. La construcción y desarrollo de métodos, técnicas e instrumentos de intervención psicológica.

16. Planificar, dirigir, organizar y supervisar programas de formación y evaluación académica y profesional en los que se aborden actividades reservadas al título.

Que la Ley N° 24.521 (Ley de Educación Superior), establece las condiciones que deben cumplimentarse para que se inscriba un contenido de formación en las distintas disciplinas dictadas en las universidades y las condiciones en que deben cursarse las distintas especialidades universitarias para la obtención del título habilitante. Su Decreto reglamentario 2154/2018, establece el ámbito de incumbencia de todas las profesiones, entre ellas las de la Psicología.

En la profesión de psicología, el “título habilitante” bajo el prisma de la Ley Nº 24521 se encuentra bajo aquellas habilitaciones que involucran tareas que tienen un riesgo directo sobre la salud, la seguridad, los derechos, los bienes o la formación de los habitantes.

Que el citado Decreto 2154/2018 del Ministerio de Educación de la Nación, en su Artículo 36, modifica la Resolución Ministerial Nº 343 de fecha 30 de septiembre de 2009, reemplazando el Anexo V por el Anexo XXXIII, que establece las ACTIVIDADES PROFESIONALES RESERVADAS A LOS TÍTULOS DE LICENCIADO EN PSICOLOGÍA Y PSICÓLOGO. A saber:

  1. Prescribir y realizar acciones de evaluación, diagnóstico, orientación y tratamiento psicoterapéutico y rehabilitación psicológica.
  2. Realizar intervenciones de orientación, asesoramiento y aplicación de técnicas psicológicas tendientes a la promoción de la salud.
  3. Prescribir, realizar y certificar evaluaciones psicológicas con propósitos de diagnóstico, pronóstico, selección, orientación, habilitación o intervención en distintos ámbitos.
  4. Planificar y prescribir acciones tendientes a la promoción y prevención de la salud mental en individuos y poblaciones.
  5. Desarrollar y validar métodos, técnicas e instrumentos de exploración y evaluación psicológica.

Postgrado en Gestalt en el Instituto Gestáltico de Córdoba

El Post-Grado en Psicoterapia Gestáltica apunta a la formación del psicoterapeuta dentro de una concepción totalizadora del hombre, donde mente- cuerpo-sociedad conforman una unidad de interrelaciones recíprocas.

La escuela de formación implica además de un entrenamiento teórico – práctico – vivencial, atención, seguimiento y supervisión personalizado para los alumnos que concurren durante los cuatro años de formación.

Siendo el Instituto Gestáltico de Córdoba la institución iniciadora de este tipo enfoque, en el interior de nuestro país, con veintinueve años de trayectoria, privilegiamos desde los inicios tener una formación seria y comprometida, que respete las normas básicas de ética profesional y humana.

Contamos con un plantel amplio y estable de docentes especialistas en psicología clínica y profesores invitados de nuestro país y del exterior. Todas, personas que durante largos años han mostrado su interés y dedicación en transmitir este modelo holístico de acercamiento al ser humano.

REQUISITOS

El interesado deberá solicitar entrevista previa individual, presentando su currículum para su admisión. Las admisiones se realizan en los meses de diciembre a marzo.

Condiciones para los alumnos que decidan hacer solo el Primer y Segundo año del ciclo básico de la formación:

  • Podrán hacerlo los profesionales de la salud, estudiantes avanzados, médicos y/o psicólogos, etc.

Para estos alumnos, será requisito indispensable cumplir con los puntos:

  • Tener un 80% de asistencias en total, a lo largo de los dos años de formación y un 80% de asistencia por año cursado.
  • Asistir a los laboratorios correspondientes al ciclo básico de la formación.
  • Haber aprobado con la totalidad de los trabajos solicitados a lo largo de la formación.

Se entregan certificados de finalización del ciclo: con el título de: “Seminario de Introducción a la Psicoterapia Gestáltica”

Para aprobar el Ciclo Superior de Post-Grado y obtener el título de “Psicoterapeuta Gestaltico” es necesario:

  • Ser Psicólogo, médico y/o psiquiatra en ejercicio de la profesión.
  • Haber aprobado el Ciclo Básico.
  • Tener un 80% de asistencias en total, a lo largo de los cuatro años de formación.
  • Haber asistido a 3(tres) laboratorios y 3(tres) convivencias como mínimo a lo largo de la formación de post-grado.
  • Haber presentado y aprobado en tiempo y forma con la totalidad de los trabajos solicitados a lo largo de la formación.
  • Haber realizado un proceso de Psicoterapia individual y/o grupal.

Evaluación

  • Se evaluará: la integración grupal, asistencia, compromiso, responsabilidad y participación en clase de cada alumno. El proceso individual es evaluado en reunión de escuela por el equipo docente. En caso de importantes dificultades psicológicas y/o faltas de ética profesional – conductual, el alumno no podrá continuar la formación.
  • Trabajo por escrito de elaboración y/o investigación que soliciten los profesores en cada curso.
  • Evaluación de la integración teórico- práctica, en cada año.
  • Convivencia. Proyecto, coordinación y realización.
  • Evaluación final: presentación de un caso clínico supervisado en el curso(esto durante los dos últimos años). Exposición del proceso terapéutico y su defensa.

ESTRUCTURA

Ciclo básico

  • Duración: dos años (total 240 horas)

Ciclo superior

  • Duración: dos años (total 240 horas)

Laboratorios

Se solicitará la realización de 3 laboratorios a lo largo de toda la formación. Haciendo un total: 90 horas

Los laboratorios son experiencias terapéuticas intensivas grupales, realizadas durante un fin de semana. Duración aproximada de cada uno: 30 horas.

Convivencias

Se solicitará la asistencia a 3 convivencias como mínimo. Haciendo un total de 90 horas.

Se realizan todos los años en el mes de noviembre.

Es una actividad organizada y coordinada por los alumnos del cuarto año del ciclo superior de la escuela de formación, donde se encuentran todas las personas que participan de la Escuela: alumnos, profesores, egresados, familiares de los mismos, etc. y forma parte de su evaluación y graduación.

Número de horas

  • Ciclo Básico + Ciclo Superior = 480 horas
  • Tres laboratorios + tres convivencias = 180 horas
  • Total = 660 horas

Además de estas horas de formación, será necesario que un alumno cumplimente con un año de psicoterapia -individual o grupal- como mínimo, para completar la formación.

Modalidad horaria

Clases mensuales de doce horas.

Modalidad de trabajo

Las clases son:

  • Teórico
  • Teórico-prácticas, y/o vivenciales
  • Recursos y medios: audios, videos, plásticas.

El enfoque gestáltico permite una utilización creativa de técnicas de enseñanza – aprendizaje con predominancia del hemisferio derecho.

 CONTACTOS: •Tel: 0351 4713824 •Gmail: institutogestalticodecordoba@gmail.com •Web: www.igecweb.com

Concurso literario para Adultos Mayores y público en General en UPAMI

El Programa de Adultos Mayores de Extensión UNC junto con Nuvia Ediciones, abren la convocatoria para el Concurso literario cuyo eje central es la gerontoliteratura para continuar fortaleciendo los derechos humanos de las personas adultas y promover su inclusión, integración y participación social.

El concurso comprende dos tipos de relatos relacionados a :

  • Relatos para público adulto con perspectiva de edad
  • Relatos para público infanto – juvenil con perspectiva de edad

El premio para las personas seleccionadas como ganadoras por el jurado,será la publicación de los mismos en una antología con perspectiva de edad y tres ejemplares obsequio.

Los textos se recibirán hasta el 20 de febrero a través del siguiente formulario y el único requisito para participar es tener más de 18 años y los resultados se darán a conocer en el mes de abril de 2020.

BASES y CONDICIONES: AQUÍ 

Más información o consultas: adultosmayores@extension.unc.edu.ar – Teléfono fijo: 5353786 interno 12308 (lunes a viernes de 10:00 a 14:00)

Actividades coplementarias en el Doctorado en Educación de la UCC

La Universidad Católica de Córdoba informó sobre las actividades complementarias que tendrán lugar  en el marco del Doctorado en Educación de la Facultad de Educación de la UCC.
Las mismas se llevarán a cabo entre el 3 y 14 de febrero de 2020 en la sede de la Facultad de Educación en Independencia 328 de la Ciudad Capital.
Dichas actividades son gratuitas; aquellos que deseen un certificado de las mismas, deberán abonar un arancel de $300.
Adjuntamos programa con horarios y links de inscripción.